logo

El tema de la llegada a la adultez mayor es visto normalmente de una manera negativa. Suponiendo que el alejamiento de las actividades laborales y  las relaciones sociales que esto implica;  las enfermedades crónicas propias de la edad  entre otros cambios, suele determinar  un enfoque bastante pesimista sobre el tema.

Sin embargo, una nueva generación de adultos mayores está surgiendo. Ser adulto mayor ya no significa soledad, inactividad o abandono. La nueva generación practica deportes, sale a tomar cafecito, charlar con los amigos, disfruta más de la familia y sin duda es más independiente.

Como en todos los casos no se puede generalizar, cada caso depende del tipo de relaciones que ha creado durante su infancia, adolescencia y adultez, y del estado físico con el que se logra llegar a esta etapa.

Si bien algunos adultos mayores añoran jubilarse para disfrutar más de su tiempo libre, gran parte de los adultos tratan de postergar para más tarde su alejamiento del ámbito laboral. Esto porque las actividades laborales incluyen una cierta disciplina que se pierde cuando no hay una actividad formal.

Yo veo la actualidad del adulto mayor de una manera más positiva. Porque a pesar de las enfermedades crónicas que llegan a aquejar a casi todos en esta etapa de la vida, poder vivir con ellas sin dejarse limitar, lo que resulta  muy importante.

Una gran parte de la población de adultos mayores sufre de enfermedades como diabetes, hipertensión, artritis y otras, pero muchos de ellos hacen una vida bastante activa pese a algunas limitaciones generadas por eso.

Veo muchas mujeres de 70 a 80 años haciendo Pilates, yoga u otra disciplina que ayuda grandemente a mantener un buen estado físico. Por otro lado, vemos grupos de hombres y mujeres en los cafés, la plaza, los restaurantes, compartiendo y disfrutando de las relaciones sociales que han cultivado durante su vida.

El ser humano por característica principal es sociable, le agrada compartir con otras personas, participar de actividades lo que invita a que diversas generaciones interactúen cotidianamente.

Estar con otras personas de la misma edad genera interacción y ayuda a mantenerse activo física y mentalmente a los adultos mayores.

Por lo tanto, el sentir la  compañía  y las relaciones de amistad y familiares estrechas,  son el mejor predictor de felicidad en la adultez tardía.

Sugerencia para una vida más plena en la adultez:

  • Relaciones familiares positivas

Una red familiar cercana y positiva ayuda a sobrellevar las limitaciones Por ende, los apoyos que se reciben son una estimulación a mantenerse activos consejos y motivación por parte de la familia para que mantenga una vida independiente, respaldan los sentimientos positivos y les permite amar y sentirse amado.

  • Relaciones sociales

Las personas de la tercera edad que reciben un mayor apoyo social en términos de conversaciones telefónicas y visitas con amigos, familiares, vecinos y participan regularmente en actividades sociales, gozan de una mejor salud y un mayor grado de satisfacción en su vida. Así, los individuos que tienen relaciones sólidas con familiares, amigos y organizaciones sociales, tales como la junta de vecinos, etc.

  • Amistades cercanas

En esta etapa vital, las relaciones de amistad ofrecen un apoyo relevante y significativo para el adulto mayor. Con los amigos se comparte no sólo la edad, sino algo que es más importante: una experiencia de vida parecida, intereses comunes, recuerdos y valores similares; configurando un marco de relaciones agradable  y libre de tensiones.

  • Actividades físicas

Cada uno dentro de sus propias posibilidades, mantener actividades físicas ayuda a mantener una vida saludable física y emocionalmente ya que es una oportunidad de hacer nuevas amistades.

Así que, ver los nuevos adultos mayores disfrutar de su tiempo realizando actividades que no podían hacerlas cuando estaban dedicados al trabajo y a los hijos, es realmente una forma positiva de mirar un tema que todos debemos ver. Nuestros padres se hicieron cargo de nosotros cuando necesitamos, en la vejez,  nosotros debemos retribuir esto incluyéndolos en nuestras vidas y estando pendientes de su bienestar físico y emocional. Esto es sin duda, AMOR.

  • Compartir:

Deja un comentario